clear
Salud&Bienestar

Descodificación biológica: buscando el origen de las enfermedades

Bajo la premisa de que el cuerpo expresa aquello que no podemos poner en palabras, la descodificación biológica se presenta como una terapia cuya finalidad es encontrar los conflictos asociados a las enfermedades.
ENVIAR POR E-MAIL
La descodificación biológica original, también conocida como decodificación biológica, es una terapia que surgió en la década de 1980 en Alemania a partir de la creencia de que una enfermedad es una respuesta adaptativa del organismo a un conflicto. De acuerdo a este paradigma, para alcanzar el bienestar es imprescindible conocer el origen del “código” que supone cada enfermedad.

Los órganos tienen funciones biológicas específicas: por eso, afirman quienes creen en este enfoque terapéutico, ante la irrupción de una enfermedad primero hay que analizar cuál es la función del órgano afectado. La alteración de dicha función, en este marco, es el reflejo de un conflicto expresado como un síntoma.

Como las enfermedades están “codificadas” en el organismo, la terapia consiste en “descodificarlas”. Los expertos en descodificación biológica ayudan a descubrir el momento en que se produjo la programación del llamado bioshock: un hecho traumático o dramático que se plasmó como un trastorno o una patología que afecta la salud. Para llegar a este descubrimiento se debe analizar la información que la persona almacena en su cuerpo. Así, una vez que se accede al bioshock y el paciente consigue liberarse de aquello que no pudo resolver con anterioridad, ya no hay motivos para la existencia del síntoma.

Quienes ofrecen servicios de consultoría en descodificación biológica subrayan el supuesto carácter científico de estas prácticas. Además aseguran que no reemplazan a los médicos tradicionales ni a los psicólogos, con quienes se complementan. Sin embargo, hay profesionales de la salud que advierten sobre los riesgos que implica decirle a una persona que padece una enfermedad que puede curarse simplemente a través de una “reprogramación”. Por otra parte, no existe un colegio o un organismo que regule la actividad de aquellos que se presentan como facilitadores de la descodificación biológica, una situación que resulta potencialmente peligrosa a los hombres y las mujeres que se acercan con la intención de sanarse y de recuperar el bienestar perdido.
 
Texto: Redacción Sólo Líderes
File: inc_view_static_content.htm
TAPA LÍDERES
clear
clear
File: frontend_view_content.htm