Solo Lideres
Secretos del tiramisú

Secretos del tiramisú

El postre frío con sabor a café que nació en Italia pero hoy es una delicia sin fronteras tiene una historia interesante y cientos de maneras de prepararse. ¿Cómo disfrutar la mejor versión de esta exquisitez? Con información y creatividad.

Detrás de cada porción del postre frío armado en capas con vainillas o bizcochos humedecidos con café y queso mascarpone hay una historia que varía según quién la cuente. Como no se sabe a ciencia cierta cuándo y cómo surgió el tiramisú, son muchos los que intentan atribuirse el mérito de haber creado esta exquisitez.

Sí está claro que es una delicia de origen italiano. Una versión indica que esta preparación nació en el siglo XVII para deleitar al Duque de Toscana, mientras que otros aseguran que los inicios del tiramisú actual fueron en el siglo XIX cuando al por entonces primer ministro de Italia se lo sorprendió con un bizcocho a base de café y chocolate. La “Coppa Imperiale” ofrecida en los años ’50 por un concurrido restaurante de la ciudad de Treviso también busca posicionarse como la inspiración para el tiramisú moderno.

El pastelero Loli Linguanotto, en tanto, ha afirmado que sus vivencias como cocinero en suelo alemán le permitieron ayudar a Ada Campeol, la dueña del local gastronómico donde él trabajaba, a desarrollar una receta con huevos, bizcochos, crema, mascarpone y café. Así, dicen, comenzó la leyenda del auténtico tiramisú, un postre que no lleva licor porque estaba destinado al desayuno de una mujer que acababa de convertirse en madre y amamantaba a su hijo.

Pero las versiones sobre el nacimiento de esta irresistible propuesta gastronómica no terminan aquí: un burdel de las afueras de Treviso podría haber sido escenario del primer tiramisú.

Detenerse en el misterio del origen puede entretener a los curiosos, pero quienes priorizan el producto hacen hincapié en las recetas para conseguir el más exquisito, ya sea logrado de modo casero o comprado en algún comercio. Los ingredientes y las formas de presentación no dejan de combinarse y multiplicarse en función de la imaginación de cada uno: aquellos que le escapan a lo clásico le incorporan frutas, chocolate blanco, nueces y hasta wasabi para darle un toque picante. Todos, por lo visto, anhelan imponer su propia versión del tiramisú.
 



Texto: Redacción Sólo Líderes