Solo Lideres

Nilda Barman: Salud y estética corporal

El deseo de verse bien es universal: no hay hombre ni mujer que no desee exhibir su mejor apariencia posible. El cuidado de la imagen, después de todo, refleja también la belleza y la armonía del interior.

En la actualidad, existen diversos tratamientos que gracias al desarrollo de la tecnología, permiten revertir patologías y ocultar imperfecciones sin modificar el aspecto natural. En Rosario, el “Centro de Dermatología y Estética Nilda Barman”, es una institución de referencia en todo lo vinculado a la dermatología y la estética corporal.

“La tecnología hoy en día nos permite realizar de forma no invasiva tratamientos personalizados para cada individuo de acuerdo a sus alteraciones o patologías, manteniendo a la vez una imagen natural del paciente. Los tratamientos son adaptables para distintos grupos etarios, desde la adolescencia en adelante, y tanto para el sexo masculino como femenino”, señala Nilda Barman, la responsable de la entidad. Depilación definitiva, radiofrecuencia fraccionada, luz pulsada intensa, ultrasonido, láser vascular, peelings, toxina botulínica, rellenos y electrocoagulación son algunos de los servicios y de las técnicas ofrecidas.
“La preocupación más frecuente tanto para la mujer o el hombre es mantener una buena apariencia, más allá de la edad del paciente. Es importante que los tratamientos sean seguros, no invasivos, sin tiempos de recuperación y, por supuesto, sin dolor”, subraya la dermatóloga, quien afirma que el rejuvenecimiento facial y la depilación definitiva son los tratamientos más solicitados. “También vemos muchos casos de tratamientos de cuidado corporal, como el caso de celulitis, estrías o várices y telangiectasias de las piernas. Otra patología muy frecuente que tratamos íntegramente con láser es la onicomicosis”.

En avance permanente

Gracias a los nuevos conocimientos científicos, en los últimos años, se han multiplicado las opciones en el terreno de la estética personal. “Permanentemente la tecnología evoluciona. En nuestro campo, los láseres utilizados para la destrucción definitiva del pelo han evolucionado notablemente, pudiendo realizarse los tratamientos con pieles bronceadas en cualquier época del año y con mayor efectividad”, explica Nilda.
“Los láseres no ablativos y la luz pulsada intensa, por otra parte, han agregado nuevas longitudes de onda con sistema de enfriamiento y pulsos ultracortos que nos permiten trabajar con mayor seguridad y en patologías como rosácea, melasma, manchas, cicatrices y estrías, obteniendo resultados muy favorables a comparación de diez años atrás. Además han aparecido equipos que utilizamos para tratamientos exclusivos de acné, onicomicosis, psoriasis y vitiligo”.
Nuestra especialista, Nilda Barman también destaca que todas las terapias usadas son de rápida recuperación: el paciente retorna a sus actividades diarias inmediatamente después de realizado el tratamiento. La responsable del centro no duda en compartir su orgullo por los logros alcanzados: “Creo que hemos podido acoplar a la dermatología clásica tratamientos con tecnología láser que han permitido resolver cantidad de patologías, como así también darle una solución a los requerimientos de la dermatología estética”.
Más allá de los adelantos tecnológicos, contar con un staff de especialistas sigue siendo indispensable para obtener un buen resultado.“Tenemos profesionales altamente entrenados para indicar y utilizar las diferentes tecnologías, manejando parámetros y normas de tratamiento específicas para cada paciente”, subraya la directora del Centro de Dermatología y Estética Nilda Barman.

Los requerimientos más frecuentes

“Hay diferentes expectativas de acuerdo a cada persona. Escuchamos a muchos pacientes con ganas de mejorar su contorno facial, como la papada o la caída submandibular, o de eliminar arrugas o manchas, pero lo que siempre buscamos es mostrarle que puede verse mejor sin cambiar sus características personales, aprendiendo a cuidar su piel y luciendo la misma más rejuvenecida y luminosa. En la parte corporal ayudamos a redefinir los contornos, mejorar la flacidez y trabajar la adiposidad localizada”, detalla la experta.


VER NOTA COMPLETA EN REVISTA SÓLO LÍDERES Nº 65 



Texto: Redacción Sólo Líderes