Solo Lideres
Morgan's Wonderland, un parque de diversiones inclusivo

Morgan's Wonderland, un parque de diversiones inclusivo

Desde hace siete años, en San Antonio (Estados Unidos), existe un espacio pensado para que todos los visitantes puedan divertirse más allá de sus capacidades físicas e intelectuales.

The Gordon Hartman Family Foundation es una organización estadounidense que brinda asistencia a personas con capacidades diferentes. En 2010, el CEO de la fundación tuvo una gran idea y puso en marcha una iniciativa innovadora: el primer parque de diversiones del mundo con atracciones inclusivas.

Gordon Hartman no tardó en notar las barreras que tenía su hija –con problemas cognitivos y físicos– para disfrutar en los parques y en las piscinas convencionales. Por eso decidió crear Morgan’s Wonderland, un lugar sorprendente que se encuentra en San Antonio (Texas). De la inauguración participaron la actriz Eva Longoria y el basquetbolista David Robinson, quienes no dudaron en acercarse a acompañar este proyecto sin fines de lucro.

En este parque de más de 10 hectáreas, que cuenta con el patrocinio de Toyota, todo está pensado para que los visitantes se puedan divertir sin importar su condición física y cognitiva. Por eso el entretenimiento es compartido por las personas con necesidades especiales (que pueden ingresar y acceder a los juegos de forma gratuita) y el público en general.

En la calesita de Morgan’s Wonderland, por ejemplo, los animales y los vehículos están adaptados para usuarios con dificultades motrices. En The Sensory Village, todos los sentidos son estimulados. Un arenero con palas especialmente diseñadas para que todos puedan operarlas y una vuelta al mundo y hamacas aptas para sillas de ruedas también forman parte de las atracciones. En junio de este año, además, se inauguró Morgan’s Inspiration Island, un sector acuático ultra-accesible.

Más de medio millón de hombres, mujeres y niños ya han pasado por Morgan’s Wonderland. De acuerdo a los responsables, llegaron hasta sus instalaciones personas procedentes de casi cincuenta países. Es que, lamentablemente, las propuestas de este tipo no abundan y, de hecho, Morgan’s Wonderland es el único parque de diversiones diseñado especialmente para la inclusión. Ojalá en el futuro se multipliquen los emprendimientos de estas características para que el acceso al esparcimiento y la recreación no esté atado a las limitaciones que imponen el cuerpo y la capacidad cognitiva.



Texto: Redacción Sólo Líderes