Solo Lideres
Wolfgang Puck: Cocinando para las estrellas

Wolfgang Puck: Cocinando para las estrellas

Nació en Austria, vivió en Francia y se radicó en Estados Unidos, donde triunfó en Los Ángeles y alcanzó la fama. Desde hace dos décadas se encarga del catering que se sirve en la fiesta de los Premios Oscar.

Más de 1.700 personas asistieron a la última entrega de los Premios Oscar en el Dolby Theatre. Allí, por vigésima ocasión consecutiva, el chef que se encargó de deleitar a las celebridades y a los profesionales de la industria del entretenimiento fue Wolfgang Puck, un chef austríaco nacionalizado estadounidense.

Puck optó por preparar una gran cantidad de platos con porciones reducidas. De este modo, los comensales tuvieron la oportunidad de probar diversas propuestas, ya sea en el momento previo a la ceremonia o en la fiesta posterior, más exclusiva.

Temakis de atún, mousse de salmón sobre pepino, mini pizzas y cóctel de langostinos fueron apenas algunas de las opciones, que incluyeron ingredientes de lujo como trufa negra, carne de Kobe y caviar, pero también clásicos populares como papas fritas y hamburguesas. Puck, por otra parte, se aseguró de ofrecer menús veganos y sin gluten para que nadie se quede afuera.

¿Cómo llegó Puck a convertirse en el cocinero de los Oscar? Se acercó a la cocina viendo a su madre, quien trabajaba como chef en un complejo turístico. A los 14 años dejó la escuela y empezó a trabajar en cocinas de hoteles como aprendiz. Tras un paso por Francia, en 1973 llegó a Estados Unidos. Estuvo un tiempo en Indianápolis y luego se instaló en Los Ángeles, el lugar que lo vio triunfar.

En 1982 consiguió abrir su primer restaurante junto a su esposa de entonces: Spago, célebre por sus pizzas gourmet. Con los años fue inaugurando más restaurantes y comenzó a ofrecer servicios de catering, cursos de cocina y productos culinarios de todo tipo. Puck terminó estructurando su actividad en tres grandes empresas: Wolfgang Puck Fine Dining Group, Wolfgang Puck Catering y Wolfgang Puck Worldwide.

Figuras como John Travolta, Barbra Streisand, Leonardo DiCaprio y Bradley Cooper aman sus platos. Pese al éxito, que lo llevó a contar con una estrella en el Paseo de la Fama de Hollywood, Wolfgang Puck nunca se olvidó de sus orígenes humildes en Austria. Por eso mantiene los gustos simples (su plato favorito son los macarrones) y realiza importantes acciones de filantropía. A los 68 años de edad, aún tiene mucho por hacer.