Solo Lideres
Visitando los mejores destinos de Oceanía

Visitando los mejores destinos de Oceanía

Con una superficie de poco más de nueve millones de kilómetros cuadrados, Oceanía es el continente más pequeño de nuestro planeta. Sin embargo, alberga una abundante cantidad de destinos turísticos que seducen a viajeros de todo el mundo.

Dicen que lo bueno viene en frasco chico y esa expresión puede utilizarse para hablar de Oceanía, el continente de menor superficie de la Tierra. La falta de kilómetros cuadrados en comparación al resto de los continentes no opaca su importancia turística, ya que cuenta con numerosos lugares que atraen a miles y miles de visitantes cada año.

Australia es el país más grande y poblado de esta región. Aunque su capital es Camberra, Sídney (o Sydney, en inglés) es su destino más popular. Esta ciudad cosmopolita, que albergó los Juegos Olímpicos en 2000, cautiva con su modernidad y su intensa vida cultural. Su edificio más conocido es la Ópera de Sídney, diseñada por el danés Jørn Utzon e inaugurada en 1973. Desde hace una década, esta estructura forma parte del Patrimonio de la Humanidad que protege la Unesco. La Casa del Almirantazgo, el Puente de la Bahía de Sídney, el zoológico de Taronga y la Catedral de Santa María son otros sitios de interés.

El territorio australiano, por supuesto, ofrece mucho más que Sídney. La Gran Barrera de Coral, el Parque Nacional de Uluru-Kata Tjuta y la Región de las Montañas Azules también son lugares reconocidos como Patrimonio de la Humanidad.

Nueva Zelanda es otra nación oceánica que sobresale a nivel internacional. Su capital es Auckland, una localidad que tiene como emblema la Sky Tower: una torre de 328 metros de altura con miradores, restaurantes y bares. Desde 2001, cuando se estrenó la primera película de la saga de “El Señor de los Anillos”, Nueva Zelanda es sinónimo de Tierra Media, el universo ficticio creado por J.R.R. Tolkien. Es que Matamata, Canterbury, Fiordland, Nelson y Monte Cook son algunas de las locaciones elegidas por Peter Jackson para rodar los filmes.

No se puede dejar de mencionar que Oceanía también es la tierra de la Polinesia, una región compuesta por más de un millar de islas pertenecientes a Tonga, Kiribati, Tuvalu y Samoa y a dependencias de otros países, como los casos de Hawái, la Isla de Pascua y la Polinesia Francesa. La cultura maorí y las playas paradisíacas son los fuertes de esta zona.
 



Texto: Redacción Sólo Líderes