Solo Lideres
De un croissant y un taco… ¡se obtiene un tacro!

De un croissant y un taco… ¡se obtiene un tacro!

Para sorprender a los comensales e imponer tendencias gastronómicas no alcanza con adoptar nuevas recetas: la denominación y la presentación son fundamentales para el éxito del menú.

Ya es sabido que los tacos trascendieron las fronteras al cautivar a personas de diversas nacionalidades. Tampoco está en discusión la pasión mundial por el manjar que unos llaman croissant y otros, medialunas. La novedad se centra en un combo impactante surgido en los últimos tiempos al combinar ambas delicias, un bocado que se ha dado a conocer como tacro.

La pastelería norteamericana Vive la Tarte, ubicada en San Francisco, es la responsable de este boom foodie desbordante de color que alegra las redes sociales al ser fotografiado y abre el apetito de todo usuario que contempla la imagen.

Resignando un poco de la dulzura típica de las medialunas, los responsables de este local gastronómico prepararon un croissant salado, lo abrieron y lo rellenaron con una mezcla de diferentes colores, texturas y sabores. Tanta curiosidad despertaron en los clientes los primeros cien tacros que se agotaron en tiempo récord y abrieron la puerta a más versiones. Incluso, quienes están lejos de este comercio no dudan en imitar este plato creando versiones en base a sus preferencias personales.

En su lugar de origen, hoy en día se ofrecen tacros vegetarianos de “jackfruit” a la barbacoa y otros de pollo y palta, completando el listado de opciones con un mix de “pulled pork” y piña. La idea, dado el furor de esta creación que no deja de cosechar comentarios y signos de aprobación en las redes sociales, es ampliar la oferta con un tacro especial para primera hora del día que incluya, entre otros componentes, huevo.

Si bien cada cocinero tiene sus secretos para elaborar la masa perfecta, en cada hogar se puede asumir el desafío de originar tacros a pedido de chicos y grandes. Antes de deleitarse con ellos, para no quedar al margen de la moda, habrá que fotografiarlos y publicarlos en Instagram o Facebook. Frutas, mousse, mermelada o chocolate para los tacros dulces; hortalizas, verduras y carnes para los tacros salados… ¡La imaginación es clave para hacer realidad el tacro de tus sueños!
 



Texto: Redacción Sólo Líderes