Solo Lideres
Camino Motor Coffee, un taller convertido en restaurante

Camino Motor Coffee, un taller convertido en restaurante

En San Isidro existe una opción gastronómica ideal para los amantes de los “fierros”: un bar y restaurante que funciona como complemento o anexo de un taller mecánico. Las hamburguesas y las cervezas artesanales, las opciones más aclamadas del menú.

 ¿Puede un taller mecánico convertirse en un emprendimiento gastronómico y, a su vez, seguir cumpliendo con su misión original? Sí, según lo demuestra el éxito de Camino Motor Coffee, una idea de Matias Ricciardelli que no deja de crecer.

Ricciardelli primero sumó una cafetería a su taller con el objetivo de que sus clientes tuvieran un lugar para quedarse mientras esperaban una reparación o luego de dejar su auto o moto. Cuando en 2016 se sumó José Martín Dell’Acqua al negocio, el taller-cafetería se transformó en un restaurante con todas las letras, ampliando su carta e incluyendo opciones gourmet.

Camino Motor Coffee así se posicionó como una alternativa muy especial en San Isidro. La decoración, vintage y ecléctica, asombra a los apasionados de los vehículos clásicos, que pueden pasar un largo rato observando los automóviles, las motocicletas y los numerosos objetos –incluyendo obras de arte– en exhibición. También tienen la posibilidad de comprar diversos productos y, claro, requerir los servicios mecánicos del taller que se encuentra detrás del sector gastronómico, donde además se “customizan” coches y motos.

Lo más llamativo de Camino Motor Coffee es que su menú apunta a la calidad y a la variedad: no se sirven solo comidas rápidas o para salir del paso. Aunque las hamburguesas son las estrellas, hay picadas, ensaladas, pescados, diversas carnes y mucho más. Para beber, se destacan las cervezas artesanales y las múltiples propuestas de la barra de tragos.

Otros de los atractivos de Camino Motor Coffee son el metegol y el flipper a disposición de los comensales. Juegos tradicionales que garantizan la diversión de los más chicos… y también de muchos adultos.

Con más de 1.300 “Me Gusta” en su página de Facebook, Camino Motor Coffee es un clásico de San Isidro que tiene una legión de incondicionales. Por supuesto, hay quienes dejan saber sus impresiones negativas sobre el lugar en las redes sociales, ya que resulta imposible conformar a todos. De todos modos, sus responsables seguramente seguirán apostando a la personalidad de su establecimiento para marcar una diferencia.

 



Texto: Redacción Sólo Líderes