Solo Lideres
Los pro y los contra del Bikram Yoga

Los pro y los contra del Bikram Yoga

Realizar una secuencia específica de posturas en un ambiente de temperaturas elevadas es el desafío de una modalidad de yoga que unos practican y recomiendan, mientras que otros desaconsejan.

 El profesor indio Bikram Choudhury ideó hace décadas un estilo de yoga que propone, tras un ejercicio inicial de respiración, completar una veintena de asanas de Hatha Yoga y cerrar la serie con otro ejercicio de respiración permaneciendo a todo momento en un entorno calefaccionado a 40 grados centígrados. Cada sesión, según indican quienes se especializan en Bikram Yoga, dura noventa minutos.

Sus impulsores lo recomiendan especialmente a aquellos que anhelan perder peso pero aclaran que se requiere un nivel elevado de resistencia al calor y buen estado físico. Por lo general no está permitido interrumpir la clase para consumir agua, un panorama que pone en alerta a muchos especialistas en cuestiones de salud ya que la deshidratación puede tener consecuencias muy graves para el organismo. Las condiciones de esta práctica extendida por el mundo, para la cual se aconseja no ingerir sólidos en los momentos previos, generan un combo riesgoso de sudoración, gasto de energía y trabajo muscular.

Los beneficios

Los defensores del Bikram Yoga aseguran que esta corriente contribuye a eliminar toxinas, a alcanzar una relajación física y mental plena, a fortalecer la musculatura, a mejorar la flexibilidad y a beneficiar al sistema cardiovascular.

Si se lo lleva a cabo en entornos autorizados y con indumentaria adecuada para tal fin, se respetan los movimientos y tiempos y no se abusa de la práctica, insisten sus promotores, los efectos positivos superan a los eventuales problemas que puedan desencadenarse a partir de esta modalidad.

Las contraindicaciones

Hay que tener presente que el Bikram Yoga está desaconsejado para las embarazadas y para aquellos que presenten patologías cardiovasculares. Mucha gente que se acerca a este estilo ya sea por moda o por sugerencia de un allegado suele experimentar náuseas y mareos o hasta sufrir un golpe de calor, por eso es fundamental conocer los límites del propio cuerpo y asesorarse antes de asistir a una clase. Los menores de 14 años de edad así como los adultos mayores tampoco deberían exponerse a estas rutinas por el riesgo a sufrir un desequilibrio térmico.

Independientemente de las condiciones o el estado físico de cada alumno, jamás hay que perder de vista la importancia de la hidratación y la alimentación equilibrada: cuando el organismo se manifiesta, la mejor decisión es advertir y atender los síntomas a fin de recuperar el bienestar.



Texto: Redacción Sólo Líderes