Solo Lideres
El café en cápsulas, un negocio que mantiene su vigencia

El café en cápsulas, un negocio que mantiene su vigencia

Las cápsulas de café tienen más de tres décadas de historia y su popularidad no deja de crecer. El año pasado el sector logró una expansión del 12% a nivel internacional y todo indica que el auge se mantendrá.

 Hasta hace no mucho tiempo, el principal dilema que se planteaba un consumidor de café en su hogar pasaba por comprar el producto en grano o ya molido. Todo cambió a partir de la masificación de las cápsulas, un formato ideado por Nestlé.

Esta empresa creó el sistema en 1986 para sus cafeteras Nespresso. Al vencerse las patentes, el resto de las compañías quedaron habilitadas a producir sus propias cápsulas, tanto para Nespresso como para otras máquinas. Ese fue el punto de partida para la explosión del negocio.

Hoy el café en cápsulas se considera como un producto gourmet. Millones de personas deciden “darse un gusto” y pagar una suma considerable por cada taza que preparan, estimando que la materia prima tiene una calidad superior y que, por lo tanto, disfrutan de una infusión digna del mejor bar.

De acuerdo a los analistas, la facturación del sector creció un 12% en 2017 en comparación al año anterior, alcanzando los 421 millones de dólares. El mercado de las cápsulas, de hecho, se desarrolla a un ritmo superior que el segmento del café molido tradicional.

Muchos advierten, de todos modos, que el éxito actual de las cápsulas de café está asociado al marketing y no a las características de la bebida. Apelando a las cápsulas, preparar una taza resulta mucho más costoso que de la manera tradicional, sin contar la inversión en la máquina. Incluso la calidad es puesta en duda ya que, por la reducida cantidad de gramos de café que contienen, es necesario sobreextraer el material soluble.

Otro punto negativo respecto a las cápsulas monodosis de un único uso es la dificultad para reciclarlas una vez utilizadas. Producidas con aluminio y plástico, se convierten en elementos contaminantes que varias regiones europeas están comenzando a combatir.

Sin embargo, con George Clooney como embajador de Nespresso, el café en cápsulas apuesta a seguir a creciendo más allá de las polémicas y las críticas. Quedará en cada consumidor analizar las distintas posibilidades y elegir en base a su gusto y comodidad.



Texto: Redacción Sólo Líderes