Solo Lideres
Sweetgreen, la cadena de comida rápida, sana y económica

Sweetgreen, la cadena de comida rápida, sana y económica

Todo surgió con tres estudiantes que, cansados del fast food, decidieron abrir su propio restaurante para ofrecer menús accesibles y saludables. Doce años después, el emprendimiento se convirtió en un gigante valuado en unos 1.000 millones de dólares.

 Nicolas Jammet, Jonathan Neman y Nathaniel Ru estudiaban en la Universidad de Georgetown cuando comenzaron a notar que, a la hora de comer, las opciones más baratas siempre contemplaban comidas poco recomendables para el organismo. En lugar de quedarse en el lamento, los tres jóvenes optaron por poner manos a la obra.

En 2006, apenas tenían 22 años de edad y estaban lejos de graduarse. Sin embargo, idearon un plan de negocios y al año siguiente, con el apoyo financiero de familiares y amigos, abrieron su restaurante: Sweetgreen. El edificio de un antiguo pub en Georgetown fue la sede elegida para la puesta en marcha del establecimiento que nació con la premisa de servir solamente ensaladas frías y calientes, elaboradas con materias primas compradas directamente a productores locales.

Jammet, Neman y Ru planeaban administrar un único local. Sin embargo, ante el éxito de Sweetgreen, salieron a buscar nuevos inversores para abrir otras sucursales. No les resultó sencillo, pero finalmente cautivaron a varios magnates. Con los fondos disponibles, la expansión no tuvo límites.

Hoy Sweetgreen tiene más de noventa restaurantes a lo largo y ancho del territorio estadounidense. La cadena emplea a unas 3.500 personas y el valor estimado por los analistas ronda los 1.000 millones de dólares.

Pese al crecimiento, Sweetgreen mantiene su esencia. Los aderezos de las ensaladas se preparan en el día y solamente se utilizan productos frescos y de estación. Esto hace que el menú cambie a lo largo del año. Los comensales, por otra parte, pueden encontrar el listado de los proveedores de cada local.

Demostrando su visión, los fundadores de Sweetgreen apostaron a ir más allá de la comida para asociar su marca a un modo de vida relajado y saludable. Por eso crearon el Sweetlife Fest, un festival gastronómico-musical que, en sus diferentes ediciones, contó con artistas como Blondie, The Strokes, Kendrick Lamar y Eagles of Death Metal en su cartel. El sueño que tuvieron tres veinteañeros no deja de crecer…

 



Texto: Redacción Sólo Líderes