Solo Lideres

Ágatha Ruiz de la Prada: El corazón de moda

La diseñadora y empresaria española que viste a celebridades como Miley Cyrus y Lindsay Lohan, ganó prestigio y admiración en el mundo de las pasarelas a fuerza de calidad, originalidad e innovación en su trabajo creativo.

Con la marca que lleva su nombre, esta marquesa y baronesa despliega color y arte por el mundo, enamorando con su estilo alegre a niños, jóvenes y adultos muy audaces que reflejan su energía y optimismo a través de su ropa, sus fragancias y la decoración de su hogar.

La española que quería ser pintora pero desde hace décadas revoluciona las pasarelas con colecciones coloridas y mágicas que animan a encarar la vida con mucha fantasía y actitud, nació el 22 de julio de 1960 en Madrid, en el seno de una familia aristocrática. Sus padres, la catalana María Isabel de Sentmenat y Urruela y el arquitecto Juan Manuel Ruiz de la Prada y Sanchiz, le dieron a Ágatha, cuatro hermanos. Hoy Agatha, ostenta los títulos de marquesa de Castelldosríus y baronesa de Santa Pau por herencia materna.
--
Veinte años tenía Ágatha cuando el modisto Pepe Rubio la sumó como ayudante, una temporada después, esta mujer que en marzo de 2019 recibió el Premio Nacional de Moda enfundada en un vestido inspirado en la bandera de su país, lanzó su primera colección. Desde entonces, no deja de brillar en pasarelas de Milán, Florencia, Berlín y París; con ella, la moda española tiene una representante de lujo ante el mundo, cosechando elogios en Argentina, Uruguay, Chile, México, Panamá, Nigeria, Japón y Suecia, por ejemplo.
--
Varios premios por su extraordinario desempeño creativo, presencia en las pasarelas más importantes del mundo y un estilo llamativo que transmite desenfado, pasión, frescura, confianza y diversión, desde múltiples objetos, respaldan la figura de Ágatha; la brillante diseñadora, además de exhibir sus productos desde el sitio web que lleva su nombre, tiene una fuerte presencia en las redes sociales.

----
Las flores y los corazones están muy presentes en las creaciones de Ágatha Ruiz de la Prada, quien juega también con figuras geométricas, animales, líneas y símbolos para embellecer sus diseños, aros con forma de tréboles, tulipanes, ballenas y vacas; zapatos con estampados de estrellas, caras, gotas de lluvia y labios; camisas multicolores para hombres; cortinas, manteles y almohadones decorados con sandías y remeras femeninas con apliques de plumas son parte del universo que propone esta diseñadora europea.
--
El negro es su tono clásico por excelencia, pero Ruiz de la Prada prefiere quitarle prestigio porque además de relacionarlo con la muerte, considera que lucir elegante no es sinónimo de vestirse exclusivamente con esa tonalidad oscura; esa opción al vestir, en su caso, se reserva a los funerales aunque ha hecho la excepción de mostrarse con un saco vintage de Saint Laurent. Para ella la luz, la energía y el optimismo llegan con colores vibrantes que transmiten alegría y entusiasmo.
--
En 2011, al cumplir treinta años dedicada a la moda, Ágatha abrió una fundación con su nombre para preservar, catalogar y difundir su valioso legado cultural; miles de vestidos, cientos de carteles y un número similar de dibujos enriquecen el patrimonio que ella busca conservar y dar a conocer, por ello, desde esta entidad, ha participado con varias exposiciones digitales en “We Wear Culture”, un proyecto de la plataforma Google Arts & Culture que invita a realzar las figuras de múltiples creadores de tendencias.
--
Como parte de las actividades del Madrid Design Festival, en febrero de 2019 se inauguró en Madrid “El poder de la imagen. Ágatha Ruiz de la Prada”, una muestra conformada por más de cincuenta objetos, la exposición apuntó a repasar la trayectoria de quien fuera en Barcelona alumna de la Escuela de Artes y Técnicas de la Moda. La iniciativa estuvo impulsada por la fundación que lleva el nombre de la diseñadora y el “Museo del Traje” dependiente del ministerio español de Cultura y Deporte.
--
En marzo de 2018 se estrenó en el Auditorio Nacional de Uruguay el ballet “La bella durmiente”, una puesta en escena para la cual Ruiz de la Prada propuso un vestuario imponente. Pelotas de múltiples texturas, tamaños y tonalidades le dieron vitalidad y alegría a los atuendos de los bailarines; el fucsia y el azul consiguieron protagonismo y se complementaron con maquillajes llamativos y magníficos tocados, generando un contraste encantador con la escenografía en gris, blanco y negro, con pinceladas de plata y oro.
--
El entusiasmo creativo de Ágatha se traduce en pinceladas de esperanza cada vez que ella se involucra con causas solidarias, contribuir con el plan “Almohada Corazón” llevado adelante por la “Fundación Oncolliga” para proporcionarle bienestar a quienes padecen cáncer de mama, “agathizar” abrigos de la empresa Deliveroo para una subasta a beneficio de la “Asociación Nuevo Futuro” y diseñar un boleto del Sorteo de Oro para la Cruz Roja, son parte de las nobles acciones que ha realizado en los últimos años.
--
Los productos de Ágatha se consiguen en más de un centenar de naciones y la responsable de la marca viaja constantemente por el mundo para hablar de moda y presentar novedades. A comienzos de 2019, la española llegó a la República Argentina para participar en un desfile al aire libre que tuvo lugar en un exclusivo balneario del Partido de La Costa. Invitada por un programa televisivo de España, también ha recorrido la India, donde entró en contacto con animales sagrados y quedó encantada con la cultura de ese exótico país.


VER NOTA COMPLETA EN REVISTA SOLO LIDERES Nº 76 



Texto: Redacción Sólo Líderes