Solo Lideres
Ferrari:Fórmula vertiginosa

Ferrari:Fórmula vertiginosa

Detrás de colecciones de automóviles desarrolladas por Lego que gente de todas las edades atesora, exposiciones centradas en la compañía que Enzo Ferrari fundó en 1929 y subastas que hacen las delicias de los millonarios, aparece como fuente de inspiración y motivación una marca emblemática que tiene como símbolo al Cavallino Rampante.

Maranello es la ciudad italiana perteneciente a la provincia de Módena donde se sigue escribiendo una historia de éxitos, vanguardia y poder centrada en el automovilismo deportivo. Es imposible aludir a esta localidad cercana a Bolonia sin recordar a Enzo Anselmo Giuseppe Maria Ferrari, un hombre que alguna vez soñó con dedicarse al Periodismo o tener un futuro artístico como cantante de ópera y, sin embargo, terminó siendo el creador de la escudería más famosa del planeta.
El Museo Ferrari que abrió sus puertas en febrero de 1990, la fábrica automotriz y el restaurante Cavallino son espacios imperdibles para los fanáticos de los coches que se dan cita en la región de Emilia-Romaña.

Motorizando una pasión
Una salida familiar de padre e hijos para disfrutar una carrera de autos en 1908 fue la semilla que tardó en dar brotes pero que, al germinar, revolucionó al mundo entero. La vida de Enzo no fue sencilla: pérdidas familiares, problemas de salud y dificultades económicas fueron parte de los obstáculos a sortear y, finalmente, llegó la consagración en el ámbito de los pilotos de carrera y los vehículos de competición.
Transitando el último mes de 1929, abrió sus puertas la Scudería Ferrari. El Gran Premio de Mónaco de 1950, sin embargo, fue el desafío que vio debutar a Ferrari en Fórmula 1. En 1956, la marca dio a conocer el 290 MM, una máquina que le permitió a la escudería brillar en el Campeonato Mundial de Automovilismo y competir en la Mille Miglia. Este modelo es imposible de olvidar para los admiradores de Juan Manuel Fangio, ya que no solo lo manejó con maestría sino que esa misma unidad se subastó en 2015 y se pagaron por ella más de veinte millones de dólares. El monoplaza F1-2000 y el inolvidable Michael Schumacher al frente de esa unidad fueron el mejor combo para vencer una racha de más de dos décadas sin campeonatos a favor de la casa italiana, que siguió repitiendo éxitos de la mano de Schumi, quien tendría su séptima corona con una Ferrari F2004.
El crecimiento del imperio fue acompañado por el aumento de fanáticos de la compañía y, tal como suele suceder en cuestiones futbolísticas, así como hay familias en las cuales el apoyo incondicional a Ferrari se transmite de generación en generación, en otros hogares hay hijos que, a diferencia de sus padres, al momento de seguir la Fórmula 1 prefieren escuderías como McLaren, Williams o Mercedes.

Joyas inolvidables, a las pistas
Alrededor del mundo, celebridades y personas adineradas desde hace décadas le rinden culto a Ferrari adquiriendo vehículos de la marca para enriquecer flotas lujosas y garantizarse un perfil alto porque quien se pasea en un auto de esta empresa jamás pasa desapercibido. Vicky Xipolitakis, por ejemplo, ya se aseguró una mini Ferrari roja para que su primogénito, Salvador Uriel, tenga en su infancia paseos de primer nivel. Un exclusivo F12 TDF, en tanto, llegó al garaje de Cristiano Ronaldo mientras que Neymar supo atraer miradas al pasearse con una Ferrari 458 Spider que terminó chocando en Barcelona. El piloto alemán Sebastian Vettel, por su parte, le obsequió a su padre el modelo California. En otros tiempos, además, Diego Maradona también invirtió fortunas para ser dueño de una Ferrari Testarossa que aún hoy es recordada por muchos argentinos.
Claro que el Cavallino Rampante siempre se moderniza y se supera a sí mismo para ser noticia no solamente por los conductores y pilotos al frente de un automóvil de la marca: aunque hay creaciones míticas y ganadoras de carreras, el catálogo se enriquece continuamente con modelos revolucionarios que hacen méritos para trascender y convertirse de inmediato en el favorito del team Ferrari. El 812 SuperFast, por resaltar un diseño contemporáneo, se presenta como el más rápido y potente que la compañía ha lanzado hasta el momento, así como los Monza SP1 y SP2 enamoran a coleccionistas nostálgicos por ofrecer un concepto innovador que conjuga historia y tecnología para ofrecer una joya de espíritu convencional y estética vanguardista. El programa Ferrari One-Off, por otra parte, ha hecho realidad el sueño de un cliente de la firma a través del SP3JC, un vehículo que ostenta cuero azul, destellos de Pop Art y detalles que contribuyen a instaurar un efecto visual que vuelve más ancha a la carrocería.


VER NOTA COMPLETA EN REVISTA SÓLO LÍDERES Nº7 



Texto: Redacción Sólo Líderes